¿Cómo evitar intoxicaciones con las calderas, estufas y chimeneas?

Cuando las temperaturas comienzan a caer, comenzamos a usar aparatos de calefacción domésticos. Calderas de gas natural, chimeneas y estufas son los favoritos.
El funcionamiento incorrecto de los componentes internos de estos dispositivos, la ventilación deficiente o muchos otros factores pueden ser fatales y causar lesiones graves o, en situaciones extremas, incluso la muerte.
El monóxido de carbono (CO) es un gas inodoro, incoloro e insípido, pero muy venenoso. En el entorno doméstico, puede producirse en calderas, chimeneas, calentadores e incluso otros electrodomésticos, como un horno o una secadora, que no funcionan como deberían.
Cuando el monóxido de carbono ingresa al cuerpo, evita que el oxígeno sea transportado a órganos, tejidos y células. El problema principal es que es muy complicado de detectar y puede causar la muerte o daños graves sin que nos demos cuenta (aunque tenemos que estar sujetos a él durante mucho tiempo).
Consejos para evitar el envenenamiento al usar aparatos de calefacción
Identificación de síntomas
El CO se acumula en el torrente sanguíneo. Para cuando la cantidad en exceso, el cuerpo reemplace el oxígeno de los glóbulos rojos con CO, causando daños graves en los tejidos que incluso pueden matarnos.
Una forma de identificar que estamos siendo afectados por el gas es estudiar si tenemos los siguientes síntomas:
·Debilidad.
·Mareos, náuseas o vómitos.
·Dificultad para respirar y falta de aire.
·Visión borrosa.
·Dolor de cabeza sordo que no desaparecerá con una aspirina, ni con otro tipo de medicamento.
·Desorientación y/o pérdida del equilibrio.
·Perdida del conocimiento.
El envenenamiento con este gas es muy peligroso para las personas que están durmiendo o intoxicadas. Esto puede causar daño cerebral irreversible o incluso la muerte antes de que alguien detecte el problema.
Factores de riesgo
La exposición a este gas puede ser peligrosa para estos perfiles de personas:
Bebés no nacidos: los fetos absorben CO más rápido, alcanzando los glóbulos rojos antes. Esto los hace más propensos al daño causado por este gas.
· Niños: la respiración de los niños es más frecuente que la de los adultos. Esto los hace más propensos a la intoxicación por este gas.
· Adultos mayores: es más probable que una persona sufra daños por cereales cuando se expone a este gas que en adultos de mediana edad.
Personas con enfermedades crónicas: las personas con antecedentes de anemia y otros problemas respiratorios se ajustan al perfil de riesgo.
Pérdida de conciencia: si el individuo pierde la conciencia debido al envenenamiento por CO, esto indicará una exposición más grave.
¿Cómo detectar una mala combustión?
Hay algunas indicaciones que nos permiten detectar problemas en el aparato de combustión:
· Color de la llama: si se detecta un cambio en el tono de la llama (siempre deben ser azules y estables), puede haber un problema de combustión. Si son de color amarillo o naranja, puede significar que algo no va bien.
· Presencia de manchas: examina las manchas alrededor de la llama. Si estos son amarillos o marrones, también puede haber una mala combustión.
· Revisión de las luces indicadoras: si estos indicadores se apagan con demasiada frecuencia, algunos componentes eléctricos pueden no funcionar como deberían, lo que puede provocar Una combustión deficiente.
· Estudio de condensación: además, debemos verificar si la condensación aumenta mucho dentro de las ventanas.
Consejos de mantenimiento
Además de todo lo que hemos dicho, debería echar un vistazo a estos consejos de mantenimiento:
· Comprobación del estado: es aconsejable comprobar continuamente el estado de los aparatos de calefacción, estufas y calderas, así como otros elementos de combustión. En caso de problemas, el mantenimiento y la reparación deben ser realizados por una persona autorizada.
· Períodos: asegúrese de cumplir con los períodos de revisión y mantenimiento establecidos por la normativa vigente.
· Seguridad: solo use dispositivos de calefacción si está seguro de que funcionarán bien. Si emiten un olor extraño justo después de conectarlos, si no están en buenas condiciones, no los conecte.
· Sistemas de ventilación: asegúrese de que los sistemas de ventilación no estén cubiertos u obstruidos, especialmente en lugares donde el viento es fuerte. Nunca use estos dispositivos en lugares sin ventilación.
·Ausencias prolongadas: Si vamos a estar mucho tiempo fuera de la casa, se recomienda cerrar la llave de paso de los combustibles.
Sigue estos consejos y evitarás problemas de mala combustión en el hogar.

Le aconsejamos algunos servicios técnicos de Barcelona

BaxiBerettaChaffoteauxFerroliJunkersManautNeckarRocaSaunier DuvalVaillant